El show del congreso de los diputados

Normalmente no hablo contigo de política. Creo que lo he hecho una o dos veces, pero hoy no puedo reprimir el instinto animal que hace que cualquiera de nosotros, llegado a un punto, pierda la compostura.

El factor vacaciones me ha jugado hoy una mala pasada. De hecho, llevo un par de días algo tonto, pero no voy a entrar en ese jardín. La mala pasad de hoy ha sido ver la tele. Sí, sí, ver la tele. Evito hacerlo. Alguna serie que me gusta, incluso de dibujos animados al mediodía, deporte, películas… Los documentales de la 2. Seguro que tú también ves esos documentales. Los ve la mayoría de la población española. ¿Alguien ve cualquier programa “delux” en algún canal basura? ¿Alguien ve GH? No. En este país esos programas, junto con cualquier reality o los llamados “Del corazón” no tienen salida. No son negocio. Aquí, lo que es negocio, SON LOS DOCUMENTALES DE LA 2.

Lo que te estaba contando. Estaba yo tranquilamente este mediodía preparando la comida, claro, es lo que tienen las vacaciones, y me aparecen en la tele los líderes del Gobierno y de la Oposición. Esos que están ahí de forma totalmente legítima. Esos que han sido elegidos en sufragio por todos nosotros, amparados en el marco de la democracia. Y ahí estaban. Cada uno a su tiempo. Tan felices. Diciéndose unas cosas de lo más bonitas. Que uno tira, el otro se la devuelve. Que el otro insulta, pues venga, me río y te insulto.

Me pregunto cómo es posible llegar a tal esperpento como el de hoy. El de la oposición le dice que se vaya. El otro le dice que no. Entonces el otro le dice al partido que gobierna, que mande al destierro al actual presidente. El otro le contesta que no tiene pelotas para una moción de censura. El de la barba, entonces, le dice, fíjate tú, en la mayor iluminación de inteligencia, atención, que si fuera por él, el actual presidente, no lo sería…. Toma ya. O como diría el de “contigo no, bicho”… Tócate los cojones Mari Loli”…

Pero bueno. ¿Es que nadie le explica lo que se puede y lo que no se puede decir? ¿Pero cómo se puede ser tan tontorrón? Pero si esto ha sido casi como la cesión de ayer de Casillas ante el Lyon. Pero, pero, pero… Que te la va a meter doblada chaval…

Claro, el presi, que aunque a mí muchas veces me lo parece, no es tonto, se ha pegado unas risas acojonantes. Yo creía que se meaba en el sitio ese al que salen a hablar en el congreso… (Es que ahora mismo no me acuerdo del nombre)… Estoy pensando que igual el de la barba sí que es listo, y como ha visto que no hay forma de sacar al otro, que no sale de la poltrona ni con agua caliente, ha dicho aquello de, voy a matarlo de un ataque de risa… Porque si no, es que te juro que no lo entiendo…

Claro, el presi, le ha contestado que está claro que si fuera por él, pues no gobernaría. Tío listo donde los haya. Está claro, gobernaría el de la barba, que es lo único que quiere hacer.

Señor de la barba, señor de la barba, que se quema Barcelona, “es igual, yo quiero gobernar”. Queeeeeee… el Madrid ha ganado la décima… “Es igual, yo he venido aquí a gobernar”… Señor de la barba, señor de la barba… que le va a sustituir la espe… “Es igual, yo… Gobierno”.

Vamos, que me da tres patadas en la barriga que estemos gobernados por estos señores. Unos, no dan pie con bola y los otros, lo único que buscan, a costa de lo que sea, es que los otros se hostien y así poder volver ellos al poder… para seguir jodiéndonos como lo hacen los actuales.

Deberíamos dar una lección a los actuales políticos, y demostrarles que estamos hartos de sus shows televisivos así como de la vidorra que se pegan a nuestra costa. Que ya nos demuestran cada día, con sus corrupciones, su inoperancia y sus numeritos que a lo único que van es a vivir de la sopa boba y conseguir un sueldo vitalicio.

Hace mucho tiempo, un político que aspiraba a la presidencia de una autonomía lo dejó bien claro, “No quiero ser presidente, quiero ser ex presidente”…

Ahí queda eso. Una opinión. No hay más.

àlex

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *